Todos los mutualistas ‘alternativos’ a la Seguridad Social tienen derecho a Sanidad

Todos los mutualistas ‘alternativos’ a la Seguridad Social tienen derecho a Sanidad

Antiguamente, los mutualistas que utilizaban Premaat como alternativa a la Seguridad Social se veían privados del derecho a sanidad pública gratuita. Esta injusticia acabó en su mayor parte en 2012, cuando se publicó el Real Decreto 1192/2012 “por el que se regula la condición de asegurado y de beneficiario a efectos de la asistencia sanitaria en España, con cargo a fondos públicos, a través del Sistema Nacional de Salud”.

Con aquel Real Decreto se abría la posibilidad de ser asegurados en el sistema nacional de salud a todos los españoles residentes en territorio español, excepto aquellos que ganaran más de 100.000 euros en cómputo anual. Para ellos, el sistema público ofrecía alternativas de pago.

Sin embargo, este requisito del límite de ingresos también ha quedado sin efecto, en virtud de una sentencia del Tribunal Constitucional (sentencia 139/2016, de 21 de julio), tal como reconoce en una nota la propia Seguridad Social. Por tanto, todos los mutualistas alternativos a la Seguridad Social (españoles o ciudadanos de la UE residentes en España) pueden tener derecho a sanidad pública gratuita.

Cabe recordar que para adquirir la condición de asegurado hay que solicitarlo, para que la Administración competente expida la correspondiente tarjeta sanitaria.

El trámite para ser reconocido como asegurado del sistema nacional de salud viene regulado en el mencionado Real Decreto 1192/2012, y debe realizarse ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), a través de sus direcciones provinciales, según el domicilio del mutualista. Es un procedimiento completamente ajeno a la mutualidad, por lo que es importante realizarlo cuanto antes para poder disponer de tarjeta sanitaria, sin esperar a necesitarla.

Hay que rellenar la solicitud que se puede descargar en la web. Se deberá aportar también el DNI, certificado de empadronamiento y una declaración responsable de no tener cobertura obligatoria de prestación sanitaria por otra vía. Si se quiere inscribir también a beneficiarios (cónyuge no asegurado, hijos, etc) hará falta, además, el libro de familia.

Una vez reconocida por el INSS la condición de persona asegurada o beneficiaria del sistema público de salud, el derecho a asistencia sanitaria se hará efectivo y se facilitará el acceso a las prestaciones mediante la expedición de la tarjeta sanitaria individual por el organismo competente (consejerías de sanidad de las CC.AA.).

Recuerde que en Premaat también disponemos de convenios con aseguradoras médicas privadas, de los que podrán informarle en la entidad de mediación de seguros de su Colegio.

Comentarios Cerrados.